triptico.com

Un naufragio personal

Otra red (como un prólogo)

A ambos lados de un hilo invisible, un hombre escribe un cuento, y el otro lo lee. Pueden haber pasado años entre los dos o estar a ambos lados del mundo, pero esa comunicación es real y efectiva como quizá ninguna otra. Yo escribo aquí, y alguien está leyendo esto mismo, mucho tiempo después, en algún sitio remoto, y quizá esté aportando una nueva interpretación a las palabras que escribo, o incluso mis palabras un día vacías se han llenado de significado por algún acontecimiento que nunca sabré. El placer está en esa comunicación misma; quizá según lees ésto lo está haciendo también otra persona y sientes esa presencia de algún modo que no sabes interpretar. Esa maraña imposible de trazar nos incorpora a todos de muchas formas, aunque no siempre es fácil sentirlo. Muchos de estos cuentos que viajan por los hilos no son sino flashes; otros son historias inconclusas, otros son biopsias de otros más grandes nunca escritos.

Las ideas viajan (no siempre sin perder algo en el tránsito) por estos hilos invisibles mientras que el resto de las cosas, simplemente, ocurren. Qué afortunados somos de poder decir ésto.

-- Ángel Ortega, Las Tijeras del Viajero

Related

Visitor comments