triptico.com

Un naufragio personal

Quirófano

Permítame que me presente; me llamo Maribel Acevedo, responsable económico de este centro. Le serviré de guía en esta visita, y mientras conocemos las instalaciones, le iré presentando los planes que tenemos para el año entrante. Me atrevo a prever que tras este primer encuentro, nuestra relación comercial se hará efectiva y ambos obtendremos grandes beneficios.

El edificio está estructurado en forma de anillos concéntricos; el círculo exterior tiene amplios ventanales al exterior, y según puede ver, comprende al área de servicios generales, dedicado a viviendas del personal, oficinas y salas de esparcimiento. Un poco más allá está la recepción de pacientes, y la puerta principal que ya conoce. Este pasaje a nuestra izquierda nos conduce al segundo círculo. Después de usted.

A la izquierda, puede usted ver las primeras salas, y a la derecha, las oficinas de dispensación de instrumental. Aquello que puede ver en las paredes son manchas del yeso que aún no ha secado; no quiero que piense que son trazas de abandono o falta de presupuesto. Puede usted comprobar que la construcción es realmente sólida; ningún terremoto ni catástrofe similar puede acaso hacer temblar la estructura.

Más allá tenemos el pasaje al tercer círculo. Debo rogarle comprenda el estado provisional en que se encuentra; hemos tenido una avalancha de trabajo últimamente y quizá se haya descuidado la limpieza. No obstante, pese al desorden que va a encontrar, quiero hacer notar la impecable labor de nuestros técnicos, que se han empleado a fondo para hacer frente a la gran demanda de los últimos días. Pase, por favor.

Vaya, lo siento. Creo que está peor de lo que yo misma esperaba. A pesar del pico de trabajo de estas semanas, no es disculpable esta suciedad lamentable. Si no le importa, haré una llamada por el teléfono móvil y solicitaré que limpien estas inmundicias y sancionen al responsable. Por favor, insisto. Mientras lo hago, le sugiero visite los círculos interiores, donde se trabaja más a fondo con la carne. Siéntase libre de preguntar a cuantos técnicos halle, estarán encantados de informarle o incluso de dejarle participar si así lo desea.

-- Ángel Ortega, Las Tijeras del Viajero

Relacionados

Comentarios de los visitantes

esta bien
2013-06-06

feliz
2013-06-06