triptico.com

Un naufragio personal

Tributo a M. C. Escher I

 Un jinete en su caballo blanco,
 incesantemente repetido,
 dibuja un mosaico en que aparece,
 pintado en sentido contrario,
 en una tesela interminable,
 un jinete en su caballo negro.
 
 Un jinete en su caballo negro,
 en una tesela interminable,
 pintado en sentido contrario,
 dibuja un mosaico en que aparece,
 incesantemente repetido,
 un jinete en su caballo blanco.

-- Ángel Ortega, Las Tijeras del Viajero

Relacionados

Comentarios de los visitantes