Ángel Ortega III

Un naufragio personal

Camino sobre cuchillas

Camino sobre cuchillas
y la tierra es polvorienta y cáustica
los árboles secos delimitan
esta senda de vacío y hambre
y la muerte no llega

El cielo es severo
y es como una puerta cerrada
sus goznes están sellados
con un emplasto de lágrimas y cenizas
y la muerte no llega

Perdí mi alma en el bosque de espinas
y ahora soy solo la muda de piel de mí mismo
los carroñeros me ignoran
y clamo a la espuma de las nubes
y la muerte no llega

Dejo atrás fantasmas perdidos
la desidia y el abandono llenan sus cuencas
como yo tapan sus heridas con palabras vanas
pero la vida se perdió en lágrimas
y la muerte no llega

Este páramo es interminable y frío
hay puentes rotos y ciénagas
lo sobrevuela el arcángel distante
que arrancó mi razón con sus zarpas
y la muerte no llega

Enterré el miedo en una cuneta
y lancé los sueños a la acequia
esa corriente enferma que rebosa
en el mar eterno sin lluvia
y la muerte no llega

Hay laúdes y tambores pisoteados
y la muerte no llega
mis pies se deshicieron en el filo
y la muerte no llega
caminé sobre cuchillas
y nada queda de mi mismo
solo la desazón y la sed
porque nunca llega

Este páramo soy yo
vencido y desolado
yo rompí los puentes y envenené los pozos
y quizá entregué mi razón
al ángel abominable que oscurece la llanura
y ya no recuerdo nada
porque acaso me rendí hace tiempo
y solo soy un paria
arrastrado sobre cristales rotos
porque solo tengo una esperanza
un deseo, una fiebre,
un dolor, un proyecto,
que nunca llega.

(nov 2018)

libros y relatos, poemas